Curiosidades y rituales del mundo aborigen en La Gomera

INICIO

Curiosidades y rituales del mundo aborigen en La Gomera

Viajar es una de las experiencias más enriquecedoras que existen ya que cuando  visitamos otros lugares, nos empapamos  de otras culturas  y costumbres, de historias y tradiciones, de otras formas de ver la vida y de sentirla.

La Gomera, no sólo ofrece bellos paisajes y un clima privilegiado, tras este bonito escaparate se esconde una cultura aborigen llena de historias que podrás conocer durante tu estancia en esta maravillosa isla.


    

Los aborígenes canarios, conocidos comúnmente como guanches (aunque estrictamente este nombre pertenece a los antiguos habitantes de Tenerife),  eran un pueblo religioso que rendía culto a los astros y los elementos naturales. Veneraban al sol, la luna, la lluvia, el mar...

Los antiguos gomeros, creían que tras la muerte,  los espíritus de sus antepasados iban a parar al sol, astro que consideraban como ser superior por excelencia (junto con el dios del cielo que lo sostiene) y era por tanto objeto de adoración.

Su religión era politeísta y animista, y se configuraba en tres niveles: en el superior estaba el Dios Supremo, en  el  intermedio  los espíritus tutelares de los clanes y en el inferior los seres demoniacos, enemigos del hombre.

En la Gomera se daba culto, entre otros, a un dios creador llamado Orahan y a un dios maléfico conocido como Hirguan, una especie de demonio mitad macho cabrío mitad humano al que también se le atribuye un aspecto de perro de pelo espeso, bípedo.

Los aborígenes, conectaban con sus dioses a través de sacerdotes o chamanes. El sacerdocio, se cree que era hereditario, los sacerdotes transmitían sus conocimientos a miembros de su familia, de abuelos a nietos o de tíos a sobrinos.

Debido al carácter animista de su religión, sacralizaban lugares preferiblemente elevados como roques o montañas y realizaban sus cultos al aire libre, bajo árboles sagrados como el pino o el drago, en cuevas…. En el Alto del Garajonay, todavía hoy podemos contemplar un círculo de piedra, un área de sacrificio donde los antiguos gomeros presentaban ofrendas a los dioses. Del mismo modo, en lo alto de la pequeña meseta llamada la Fortaleza de Chipude, los arqueólogos han localizado decenas de áreas de sacrificio donde los isleños siguieron ofrendando hasta finales del S. XVIII y que actualmente podemos visitar.

Uno de los rituales más importantes eran los de petición de lluvia que se  celebraban  normalmente en un lugar elevado, con una posible orientación hacia el alisio - el viento que trae la lluvia. Se encerraba al ganado y se le dejaba sin comer. Cuando el hambre apretaba estos empezaban a balar insistentemente. Entonces la gente se le unía, dando palmas y gritando. A veces, esta ceremonia continuaba con una procesión al mar, cuyas aguas se golpeaban con ramas.

Estas son algunas de las historias que forman parte de la cultura antigua, de esta isla mágica llamada La Gomera, si quieres profundizar sobre este apasionante tema te invitamos a que nos visites, porque esto es sólo un aperitivo…aún te quedan muchas cosas por descubrir!

Nueva reserva

Consultar reserva