Joyas de La Gomera: El bosque de El Cedro

INICIO

Joyas de La Gomera: El bosque de El Cedro

Cuando nuestros hijos son chiquitines solemos contarles cuentos para dormir…cuentos de hadas cuya trama se desarrolla en bosques encantados de troncos retorcidos, envueltos en brumas, tapizados de musgo, helechos y donde las copas de los árboles apenas dejan pasar la luz del sol. Uno de estos bosques de cuento de hadas es el Bosque del Cedro, se encuentra en La Gomera,  dentro del Parque Nacional de Garajonay.

Este mágico bosque, se localiza en los límites del Parque Nacional, en el municipio de Hermigua, (noroeste de la isla). Un bosque donde el suave murmullo de las aguas de un precioso riachuelo te acompañarán durante todo el camino.

El Cedro, es un precioso bosque de laurisilva, de intenso color verde, envuelto en unas refrescantes y espesas brumas que surgen por la condensación en nubes de los vientos alisios provenientes del norte cuando chocan con las cumbres de la isla. 

Laurisilva, significa selva de laureles, ya que la mayor parte de especies arbóreas que la componen presentan hojas similares a las del laurel. Está formada por algo más de veinte especies de árboles, arbustos, helechos, musgos, hiedras, lianas…que confieren al bosque ese halo de misterio. Su existencia está ligada a una lata humedad y temperaturas suaves con escasas oscilaciones durante el año.

El bosque de Laurisilva, es una masa de vegetación prehistórica, un fósil viviente de los bosques subtropicales que ocupaban buena parte de Europa y norte de África hace varios millones de años.

Según los botánicos, Garajonay, conserva uno de los mejores ejemplos de bosques de Laurisilva del mundo y así lo reconoció La UNESCO declarando al Parque Patrimonio de la Humanidad en 1986.

Si visitas La Gomera, conocer este enclave único es muy sencillo ya que existen rutas de senderismo muy bien planificadas y señalizadas que lo atraviesan  como la ruta Contadero-el Cedro o la que se dirige hacia la ermita de Nuestra Señora de Lourdes,   como curiosidad este sendero fue construido en 1935 por orden de una institutriz inglesa que trabajó para una familia acaudalada de la Gomera.

Si deseas conocer más historias y lugares de La Gomera, no olvides darte una vuelta por nuestro blog.

Nueva reserva

Consultar reserva