Phoenix Canariensis: la palmera de las Islas Canarias

INICIO

Phoenix Canariensis: la palmera de las Islas Canarias

De las 2.350 especies de palmeras existentes en el mundo, una es endémica del archipiélago canario: la Phoenix Canariensis, llamada comúnmente “palmera canaria”

Sabías que La Gomera, es la isla del archipiélago canario que cuenta con mayor número de palmeras canarias por habitante, en concreto existen 5 palmeras de esta especie por cada habitante. Abunda sobre todo en  las “medianías bajas”, entre 200 y 400 metros de altitud.

Esta especie, se piensa llegó a Canarias proveniente de África y su adaptación  a las peculiaridades de esta tierra dio lugar a una especie propia del archipiélago.

Su tronco es muy grueso y alto pudiendo llegar a medir 35 metros, además es la palmera con mayor cantidad de hojas en su copa.  En jardinería, es una de las 30 especies del mundo más utilizadas y es muy longeva: algunos ejemplares pueden vivir entre 2 y 3 siglos.

Palmitos Park-inside

La palmera canaria, ha sido muy importante para la subsistencia de los habitantes de La Gomera, ya que éstos, han sabido aprovechar y dar buen uso a todas y cada una de sus partes.

Entre los usos más comunes de la palmera canaria destacamos:

  • Las hojas o pencas, (formadas por el tallo central del que salen las hojas), ambas partes, tienen distintos usos: como alimento para el ganado, como materia prima en multitud de labores artesanales (empleitas -moldes para hacer queso-, patacones -embalaje para el pescado-, cestas, sombreros, escobas, esteras, mamparas etc). También se usan como combustible, como leña para tostar el gofio, fabricar la miel de Palma o cocinar. Las pencas más jóvenes o palmitos, se utilizan a menudo en celebraciones religiosas como en el Domingo de Ramos.
  • El jarropón (conjunto de fibras leñosas que cubren el cogollo de la palma): ha sido utilizado como cama de ganado y como protección en el  empaquetado de plátanos.
  • Tronco: A partir de este se construyen pesebres para el ganado y colmenas, se utiliza en  la construcción de  techumbres y muros de contención, linderos....
  • Raíces: Sus raíces se machacan para obtener unas fibras con la que se construyen sogas que se usan para fabrican las suelas de las alpargatas.
  • Dátiles: Los dátiles de la palmera canaria se conocen en la gomera como “támaras o támbaras”, son alargadas y anaranjadas y mucho más pequeños que los dátiles de la palmera datilera. Tienen mucho hueso y muy poca carne. Fueron y son utilizados como alimento de los animales, especialmente de los cochinos. Sin embargo, fueron comidos por los habitantes de la isla en épocas de escasez.
  • La savia (guarapo): Es el recurso obtenido de la palma más valorado en la actualidad, y su obtención el exponente más genuino de la cultura de la palma. Es una práctica muy antigua (más de 500 años) anterior a la conquista de Canarias, que se ha conservado en la isla y que conecta con las culturas del Norte de África. La cocción del guarapo, a través de un proceso artesanal, se obtiene “la miel de palma” que se ha convertido en los últimos años en un producto estrella de la gastronomía gomera.

Nueva reserva

Consultar reserva