18 hoyos mirando al mar

INICIO

18 hoyos mirando al mar

Los amantes del golf siempre andan buscando nuevas experiencias. Cuando organizas una partida debes prepararlo todo meticulosamente. Además de comprobar las condiciones meteorológicas, también tienes que fijarte en el estado y el número de hoyos, las opiniones de otros jugadores que ya hayan probado el campo y, por supuesto, el entorno.El Tecina Golf ofrece un aspecto único, el jugar descendiendo por una ladera con una pronunciada pendiente, lo que proporciona al golfista una experiencia de golf casi continuamente en descenso. Esto significa que en todos los hoyos el golfista goza de vistas al mar, algo que pocos campos pueden igualar). Sus dieciocho hoyos, rodeados siempre por el océano atlántico, conseguirán que te enamores aún mas de este deporte y retarte como jugador.

tecina-golf-teide

Los criterios que definen un buen campo de golf, según los expertos, son la localización, el clima, los green bien diseñados y que garantice pasar un buen rato. El Tecina Golf es un campo único para disfrutar de estas y otras condiciones. Fue diseñado por Donald Steel, uno de los mejores arquitectos de campos de golf en la actualidad, que como antiguo golfista supo aprovechar el espacio para crear un recorrido divertido, diferente y versátil, apto para cualquier tipo de jugador.

Vive una experiencia única hoyo tras hoyo

La peculiaridad de este campo reside en su disposición. La mayoría de los campos de golf tienen las calles de los nueve o dieciocho hoyos formando dos círculos alrededor de la casa club. Sin embargo, el primer hoyo del Tecina Golf se encuentra en la cima de una pendiente, desde la que puede verse el campo entero serpenteando ladera abajo. A partir de ahí el jugador debe descender hasta la casa club por un terreno con un 10% de desnivel entre ella y el principio, por lo que ves el océano en todo momento.

Desde el principio, el Tecina Golf supondrá un reto para jugadores de todos los niveles. Las inclinaciones del campo, por ligeras que sean, y la variedad de búnkeres proporcionan una experiencia única. Practicar aquí curtirá tus habilidades mientras disfrutas de unas vistas extraordinarias.

En el hoyo 2 jugarás casi directamente ladera abajo con el océano Atlántico de fondo; en el 4 te esperará el abismo de un barranco adornado con abundante vegetación y el mar centelleando detrás; cuando levantes la cabeza para comprobar las distancias en el hoyo 7, se alzará ante ti el Teide, poderoso e imponente. Y así, hoyo tras hoyo, te embarcarás en un viaje espectacular en el que no pensarás en terminar o ganar la partida, sino en continuarla para poder seguir disfrutando de cada detalle.

Las claves del Tecina Golf

Cada hoyo requiere mucha atención y precisión por parte de los jugadores. Hay que tener en cuenta cada pequeña inclinación que pueda provocar desviaciones decisivas en la trayectoria de la bola. En el hoyo 10, por ejemplo, el green parece estar suspendido en el aire, colgando hacia el barranco con un precipicio casi vertical a la izquierda. Aunque esta imagen logrará que La Gomera quede grabada en tu memoria, también condicionará tus golpes. Lo mismo sucederá con el hoyo 15, que cuenta con una ondulación muy atractiva, o con el hoyo 7, que presenta un ligero dog-leg a la derecha, un tipo de hoyo que requiere una estrategia de planteamiento previa. Es importante no descuidar ningún factor a la hora de apuntar, ya que un buen golpe de salida puede marcar el curso de la partida.

tecina-golf-hoyo-8

Este campo cuenta con otra ventaja relativa a su localización. Y es que en la isla de La Gomera no existe el invierno, al menos, no tal y como se conoce el invierno. En los meses que dura esta estación la temperatura media en la isla es de 20ºC, y no se registran demasiadas precipitaciones. Esto es un añadido para aquellos que no pueden luchar contra la adicción que produce el golf y quieren jugar en cualquier época del año.

Además de reunir todas estas condiciones, el Tecina Golf forma parte del complejo del Hotel Jardín Tecina, donde podrás recuperar fuerzas después de la partida. Relájate en alguna de las camas balinesas del Club Laurel o disfruta de nuestro nuevo Spa Ahemon al aire libre.

 

Nueva reserva

Consultar reserva