Practicar parapente en La Gomera

INICIO

Practicar parapente en La Gomera

¿Has probado conocer la Gomera de una forma diferente, desde el cielo y en parapente? “Una vez hayas probado el vuelo siempre caminarás por la Tierra con la vista mirando al Cielo, porque ya has estado allí y allí siempre desearás volver.” Esta famosa frase del extraordinario Leonardo da Vinci, expresa en pocas palabras la profunda emoción que provoca en el ser humano la experiencia de volar.

 

Volar en parapente puede ser una experiencia única, los que ya han volado, la describen como una sensación de pura libertad, paz y tranquilidad, sólo alterada por el sonido de la vela surcando el aire.

Sentirte como un pájaro y disfrutar bajo tus pies de los impresionantes paisajes de la Gomera, volcánicos, verdes y frondosos, profundos barrancos, acantilados que llegan hasta el mar…un panorama lleno de contrastes que son aún más sorprendentes desde el aire. La Gomera es un paraíso para los amantes de la naturaleza y por supuesto también lo es para los amantes del parapente.

 

En La Gomera existen pistas, barrancos y cumbres que ofrecen zonas de despegue de alta calidad. Además, las suaves temperaturas durante todo el año y los vientos alisios proporcionan una propulsión firme y constante prácticamente durante todo el año.

El primer punto de vuelo en la isla y el más transitado es Hermigua, con una altura de despegue de casi 500 metros sobre el nivel del mar y aterrizando en una zona situada junto a la playa de Santa Catalina, en la misma playa o a los pies de la ladera desde donde se despega.

Es en este municipio, donde se celebra cada año y en septiembre, desde 2009, el festival de parapente Skypar. El último festival ha tenido lugar el 9 septiembre de 2017.

También existen otros dos puntos de vuelo en San Sebastián de La Gomera y en Valle Gran Rey, en la Mérica. Próximante en Agulo, junto al Mirador de Abrante, se abrirá una nueva pista de vuelo en la isla, que ofrecerá las espectaculares vistas  

Parapente - Les Saisies 02

A continuación te desvelamos algunas claves sobre este apasionante deporte. ¿De donde procede el término parapente? El término es de origen francés y consiste en la contracción de dos palabras “parachute”  (paracaídas) y “pente” (pendiente).

El parapente es la aeronave más ligera del mundo y la que más nos acerca al vuelo de las aves. No dispone de motor ya que es un planeador ultraligero y flexible, y está compuesto de telas y cuerdas. Nos permite volar gracias a su capacidad aerodinámica para planear aprovechando las corrientes de aire ascendentes, sin ninguna estructura rígida salvo la silla del piloto.

Es ultraligero, porque pesa menos que el piloto y permite el despegue y el aterrizaje a pie (sin ruedas) y su flexibilidad, permite plegarlo y meterlo en una mochila para transportarlo cómodamente, cuyo peso oscila entre15 kilos y 20 kilos. La vela se encuentra a una altura sobre el piloto de entre 4 y 8 metros.

El parapente es descendiente de los paracaídas de exhibición de planta cuadrada o rectangular formados por dos capas de tela, que tiene cierta capacidad de planear. A finales de los 70, en los Alpes franceses, unos paracaidistas especializados en saltos de exhibición, con unos paracaídas modificados hicieron los primeros vuelos de “pendiente” saltando en zonas de gran actividad térmica para poder mantenerse en el aire y prolongar su descenso. Ya en los ochenta, esta disciplina atrae la atención de los montañeros franceses que ven en ella una forma rápida de bajar rápidamente las cumbres que ascendían.

¿Quién puede volar en parapente, hay que tener mucha fuerza física? 

El aprendizaje exige cierta forma física pero tampoco demasiada, ya que hasta octogenarios lo practican. Si puedes cargar con una mochila de 15 kilos y correr un poco, podrás volar.

¿Cómo se pilota?

A través de dos anillas de tela que se encuentran a la altura de la cabeza, “los frenos”, que están unidas a la parte trasera del ala que se llama “fuga” y cambiando de peso a un lado y a otro. Una propiedad especial, que no comparte con ninguna aeronave, consiste en que al dejar los mandos, el parapente se coloca inmediatamente recto y vuela en línea recta, lo que lo convierte en una aeronave fácil de pilotar porque no existe tanta sensibilidad en los mandos como en un ala delta o una avioneta. Esto no implica, que para volar tu sólo, no debas seguir un curso, por el contrario, es estrictamente necesario que sigas un curso en una escuela especializada y con instructores titulados para volar con seguridad.

¿Cuanto dura el vuelo?

Aprovechando las corrientes de aire ascendentes los buenos pilotos, puedes volar durante horas, entre dos y ocho horas los días buenos. A los principiantes se les aconseja vuelos de 12 a 15 minutos.

 ¿Puedo volar sin experiencia?

Si, podrías volar sin ningún conocimiento previo, en un parapente biplaza, de mano de un piloto profesional y con experiencia.

 ¿Qué distancia puedo recorrer volando?

Actualmente un parapente de diseño avanzado puede recorrer unos nueve metros por cada metro de altura que pierde y puede alcanzar velocidades de vuelo entre 35 y 55 Km/h.

¿Es bueno que haga mucho viento?

No, es mejor que no haga mucho viento, un viento de aproximadamente 15 Km/h que nos venga de cara, es el ideal y él más seguro.

¿Qué ropa debo llevar?

Cada 300 metros de altura baja aproximadamente un grado la temperatura, esto unido a la velocidad del vuelo, hará necesario abrigarse, incluso en verano.

Si quieres probar el parapente para comprobar si te gusta y hacer algún curso o si ya practicas este deporte, te invitamos a que vengas a La Gomera y compruebes tú mismo desde el aire la sensación de inmensidad y la belleza de sus paisajes.

Nueva reserva

Consultar reserva