Principios de Eco Finca Tecina: Permacultura, manejo holístico, asociación y rotación de cultivos

INICIO

Principios de Eco Finca Tecina: Permacultura, manejo holístico, asociación y rotación de cultivos

Hoy te vamos a explicar en qué consiste la permacultura, la asociación y rotación de cultivos y el manejo holístico, principios empleados en Eco Finca Tecina.  Estos términos, que te pueden resultar familiares, ya que hoy en día son una de las últimas innovaciones a nivel mundial en lo referente a una forma de cultivar de manera sostenible, en armonía con la naturaleza, sin utilizar plaguicidas, herbicidas ni abonos químicos.

Te invitamos a conocer más sobre nuestros principios para una agricultura sostenible, pionera en Canarias y en La Gomera.

La permacultura, es un sistema de diseño de hábitats que aúna la observación de los ecosistemas naturales, el conocimiento científico y la sabiduría ancestral de los pueblos. Se basa en tres principios: cuidado de la tierra, cuidado de las personas y repartición justa de los excedentes (cada uno no debe tomar más de lo que necesita).

En un hábitat diseñado según los principios de la permacultura, se combina la vida de los  seres humanos de una manera respetuosa y beneficiosa con la de los animales y las plantas sin destruir, contaminar o agotar los recursos naturales y de esta forma proveer las necesidades de todos de una forma adecuada.

La permacultura, aprovecha todos los recursos, el exceso o desecho  producido por las plantas, animales y actividades humanas es utilizado para beneficiar otras partes del sistema. Aunque se basa en modelos ecológicos, crea una agricultura cultivada que permite  producir más alimentos que los que se producen en la naturaleza.

Este sistema surgió en los años 70 como respuesta al modelo de producción llamado “revolución verde”, un modelo de agricultura intensiva muy destructiva que se hizo muy popular tras la Segunda Guerra Mundial. Su finalidad era aumentar los rendimientos de los cultivos sembrando monocultivos y usando para ello fertilizantes químicos, plaguicidas y herbicidas que a corto plazo aumentan la productividad agrícola pero que esta no se sostiene por mucho tiempo ya que envenenan la tierra y el agua, reduciendo la biodiversidad, agotan el suelo y lo vuelven infértil.

La asociación de cultivos, consiste en asociar las plantas para que se ayuden mutuamente.  Podemos asociar gramíneas y leguminosas, hortalizas de crecimiento rápido y lento, etc. Es una práctica conocida desde antaño y la agricultura ecológica intenta recuperar los conocimientos tradicionales sobre las asociaciones de plantas.

La asociación presenta múltiples ventajas frente al monocultivo, consigue mejorar los nutrientes de nuestro suelo beneficiando de esta manera nuestros cultivos.

Provoca la aparición de insectos beneficiosos como los exterminadores de plagas y polinizadores. Intercalar plantas aromáticas y medicinales en nuestros cultivos puede ser muy positivo ya que sus olores atraen insectos beneficiosos y repelen a los que no lo son.

La tierra, el espacio y el agua siempre son mejor utilizados en cultivos asociados. Las plantas ejercen una acción benéfica mutua pues, algunas crecen verticalmente, mientras que otras cubren el suelo, algunas tienen raíces que se hunden profundamente, mientras que otras expanden sus raíces horizontalmente, las que les perjudica el sol aprovechan la sombra de las que lo necesitan, es decir, no se desaprovecha nada, ni la energía solar, ni la tierra, ni el agua.

Los riesgos de malas cosechas se reducen al mínimo, ya que si una de las especies de la asociación crece mal por serle desfavorable el año, las otras se desarrollarán mejor.

Hay menor invasión de plantas o hierbas no deseadas (plantas adventicias que no hemos plantado nosotros), al estar ocupado el suelo en su totalidad.

La rotación de cultivos, consiste en alternar plantas, pero no de cualquier forma, sino  plantas de diferentes familias con diferentes necesidades energéticas. Esta práctica se realiza para evitar que el suelo se agote y las plantas se enfermen de ciertas enfermedades que suelen perdurar durante un tiempo. Funciona como un motor biológico conduciendo a una flora y fauna diversa del suelo.

La práctica del monocultivo o repetición de cultivos, durante las ultimas décadas, en un mismo sitio a lo largo de los años, ha generado desequilibrios en la composición mineral del suelo y propicia la aparición de plagas y enfermedades en determinadas familias de plantas.

El manejo holístico, se basa en la premisa de que los seres humanos, su ambiente y su economía son una unidad indisociable.

Su eje es la fertilidad del suelo, y para regenerarla debemos aprender a leer el terreno y así obtener los datos con los que planificar como gestionar los animales de granja (que pueden aportar salud y bienestar al terreno), integrándolos con los cultivos y las praderas, para reparar los ciclos del agua y los minerales. Todo ello orientado a una mayor rentabilidad y salud animal, vegetal y personal que se logra usando planes de pastoreo y planes financieros teniendo en cuenta a las personas y familias implicadas.

En Eco Finca Tecina, el manejo holístico, nos da una metodología para tomar decisiones de manera juiciosa para conseguir alimentos saludables y una explotación sostenible del terreno.

Nueva reserva

Consultar reserva