Un paseo por la gastronomía popular de La Gomera

INICIO

Un paseo por la gastronomía popular de La Gomera

La gastronomía de La Gomera forma parte de una de las ofertas gastronómicas más sorprendentes de España, la canaria. Pero a su vez conserva ciertas singularidades que le confieren características únicas. Estas se basan en productos de gran calidad, cultivados en la tierra por los propios habitantes de la isla, es una gastronomía sabrosa, variada y además sana que llega al plato conservando al máximo su esencia. Y además en cantidades abundantes por lo general. ¿Nos acompañan en un pequeño paseo por esta riqueza tan propia de la isla?

Empecemos por una de las joyas de la corona: el queso. Hecho con leche cruda de cabra o con mezcla de cabra y oveja. Las especialidades de la isla son el fresco, el semicurado y el curado o “duro”. La gama de semicurados llegó a obtener el puesto de tercer mejor queso del mundo en el prestigioso certamen Internacional WorldCheeseAward. Tan característico de La Gomera es el queso, que es el ingrediente principal de uno de sus productos más peculiares, el almogrote.

El almogrote es una mezcla de queso curado de cabra, con textura de paté, ligeramente picante. Totalmente autóctono, al almogrote se le añade ajo, pimienta roja picona, tomate al gusto y se mezcla con aceite de oliva. Su sabor es intenso y se toma untado en pan. Además del almogrote, también es muy popular el mojo gomero que es una salsa que se come acompañada de papas arrugadas y es perfecta combinación con pescado fresco de la isla. De los tipos de mojos gomeros, los más destacados son el de mojo verde de cilantro o perejil y el mojo rojo de pimiento, que puede ir desde picante intenso hasta sabor suave que no pica.

El gofio gomero es una mezcla de cereales y grano cuyo origen se remonta a miles y miles de años atrás. Resulta de la mezcla del millo, el trigo o la cebada, aunque las cantidades de cada mezcla pueden variar, así como su forma de preparación. Su sabor es penetrante y es muy valorado por sus excelentes propiedades nutritivas, pues es una fuente de fibra, vitaminas y minerales. La empresa local "Gofio Gomero de Hermigua" ha logrado alzarse con varios galardones que la acreditan como productora del Mejor Gofio de Canarias.

Uno de los clásicos platos de La Gomera es el potaje de berros. El berro es una planta formada por hojas de color verde oscuro y pequeñas flores blancas, con altas propiedades en calcio, yodo y hierro. Es el protagonista de este potente plato tan típico aunque se combina con más verduras como calabaza, bubango (calabacín) y siempre acompañado de un pedacito de piña millo (nombre que se le da en canarias a la mazorca de maíz), es un plato perfecto para tomarlo en invierno en algún restaurante del Parque Nacional de Garajonay, después de haber realizado un sendero por el bosque de laurisilva.

Los dulces gomeros son una auténtica especialidad de nuestra tierra y tienen una amplia y reconocida reputación como producto artesanal y de calidad. Hay varios tipos y todos se basan en recetas tradicionales, dando lugar a una enorme variedad de bizcochos y galletas. De hecho, uno de los más característicos es, precisamente, las galletas gomeras, que se elabora con canela, limón y anís o matalahúva. Los riquísimos rosquetes de alma, que también llevan canela y limón, pero que se rematan con un toque de almendra. Su ingrediente diferenciador es la manteca de cerdo. O la torta de Vilana, que es un postre gomero típico de Navidad que lleva harina, azúcar, almendra, pasas, mantequilla y además papas. La torta de cuajada se elabora con queso gomero y matalahúva como ingredientes principales.

En La Gomera hay una larga tradición en la elaboración de mermeladas, realizadas a partir de frutas cultivadas en nuestra isla como mangos, papayas, guayabos, higos o dátiles. En la cultura gomera se conoce con la palabra dulce a aquellas “mermeladas” que se hacen a base de verduras: tomate, calabaza o cabello de ángel. Tiene textura y aspecto similar a la de la mermelada ya que su producción es prácticamente idéntica y se produce en las casas de la isla desde la antigüedad.

Además, La Gomera también ofrece una gran variedad de panes, desde el pan de papas o el pan de millo hasta el pan de puño. El único que conserva un sabor dulce es el pan de huevo, un alimento típico con forma de torta recubierta de azúcar,lo que lo convierte en el dulce ideal más que en un acompañamiento del plato principal.

La miel de palma es un producto tan peculiar por su sabor como por el modo en que se obtiene, ya que procede del guarapo. El guarapo es la savia de la palmera, que tiene que ser hervida durante horas hasta que adquiere la consistencia deseada. No debe ser confundida con la miel de abeja, que para nada tiene que ver con este rico sirope. Sus propiedades son sobre todo reconstituyentes, y es muy empleado para las limpiezas del organismo. La miel de palma se encuentra en gran multitud de platos gomeros y, sobre todo, es muy empleada en repostería y para la elaboración de postres. De ella, mezclada con el aguardiente de parra, se obtiene una de las bebidas más típicas de La Gomera: el gomerón (licor gomero).

El vino tiene un certificado de calidad en la Denominación de Origen Vinos de La Gomera. No es fácil el cultivo de la vid dada su compleja orografía, por lo que a lo largo de los siglos los agricultores han debido adaptarse a las pendientes e irregularidades de la tierra. El vino blanco joven, hecho con la variedad de uva llamada forastera blanca, es el más célebre de la isla. No obstante, en los últimos años ha dado un enorme salto el tinto joven, siendo cada vez más valorado por los expertos. Blancos y tintos son suaves, aromáticos y equilibrados en boca.

¿El truco? una fusión perfecta entre el fruto de la tierra, el arte culinario y las tradiciones conservadas. En el Hotel Jardín Tecina expresamos todo nuestro reconocimiento por la rica gastronomía de La Gomera, y lo demostramos acercando a nuestros huéspedes las tradiciones de la tierra y lo mejor de su cocina.

 

 

Nueva reserva

Consultar reserva