Una cena a la luz de la luna llena para conmemorar la gran leyenda gomera de Gara y Jonay

INICIO

Una cena a la luz de la luna llena para conmemorar la gran leyenda gomera de Gara y Jonay

A menudo, de las leyendas nacen las tradiciones. Y en el Hotel Jardín Tecina hemos creado una tradición que se remonta a la leyenda más célebre de La Gomera y una de las más conocidas de las Islas Canarias: la historia de amor de Gara y Jonay.

En el Hotel Jardín Tecina nos gusta celebrar esta apasionada leyenda en los momentos más mágicos del año: las noches de luna llena. ¿Y qué mejor forma de celebrar una historia de amor que a través de una cena romántica?

Un menú evocador sirve para homenajear a los amantes de los mitos. Veamos qué maravillosos platos esperan a los que quieran acompañarnos:

-Terciopelo de tomate con polvo celestial de jamón Ibérico y luna helada de albahaca.

-Dúo estelar (langostino y mejillón) con esencia de Mar.

-Lomo de salmón sobre arroz negro y órbita crujiente.

-Sorbete de Menta fresca con escarcha de estrellas.

-Medallón de Solomillo de Ternera con salsa lunática de Trufa.

-Luna llena de Chocolate con nubes de Coco.

¡Sencillamente espectacular! Astronomía y gastronomía al servicio de nuestros amigos. Y también cultura y tradición de nuestra isla transformados para nuestros paladares.

Además, esta cena es una experiencia sensorial que va más allá del gusto, ya que es amenizada con la narración de la propia leyenda de Gara y Jonay, contada por nuestro mejor narrador ‘’Jürgen’’. Buscamos que la velada sea una experiencia deliciosa e irrepetible a todos los niveles. Una ocasión más donde nuestros comensales pueden disfrutar de nuestros productos cultivados en la Eco Finca Tecina, hortalizas, frutas y hierbas aromáticas locales de temporada que están también incluidas en el menú de Luna Llena.

¿Y cuándo se celebra nuestra tradición?

Para saberlo basta con echar una ojeada al calendario lunar. Y este año será especialmente importante para nuestra cena + leyenda de luna llena ya que estrenamos el año con luna llena. Pero habrá muchas otras ocasiones en 2018:


El lugar:

Como no podía ser de otra manera, el que corresponde a nuestra princesa: El Restaurante Gara.

restaurante Gara Jardín Tecina

 

Pero, ¿cuál es exactamente la historia de Gara y Jonay?

En ella se mezclan la tradición oral y la escrita para contarnos la trágica aventura de dos jóvenes, la princesa Gara y su pretendiente, el príncipe Jonay. Gara era la princesa de La Gomera, mientras que Jonay lo era de Tenerife. Según la leyenda, Gara vio su destino en los chorros de Epina, que le advirtieron de un peligro acechante en el fuego. Todavía hoy existen en la isla esos chorros, que según una tradición sirven para encontrar pareja. Como se dice en la zona: «Si be­bes de los siete caños te casas antes de un año».

Por su parte Jonay, guiado de un simple presentimiento, fue nadando desde Tenerife hasta La Gomera. Para ello y como la distancia era enorme, utilizó las pieles de varias cabras a modo de flotador. Y eligió una noche de Luna llena para poder tener buena visibilidad (En su honor contamos la historia una noche de Luna llena).

Pero fue sólo una vez que hubo llegado a La Gomera cuando supo de la existencia de la princesa, que era pretendida por varios hombres. Por supuesto, al instante interpretó como destino amoroso ese presentimiento que le había llevado a cruzar el mar a nado. Y aunque Gara se sintió, a su vez fuertemente atraída por el príncipe, tuvo que rechazarlo por no pertenecer a su linaje. Jonay, ciegamente enamorado, volvió a insistir. Ante una nueva negativa de Gara, el joven se enfureció hasta el punto de pegarle.

Esa acción violenta llegaría a oídos de la familia real, que para defender el honor de la princesa mandó apresar a Jonay. Pese a los ruegos que su amada hizo al rey, su padre, para interceder por él, una vez detenido fue de inmediato sentenciado a muerte. Sin embargo, Gara lo liberó y huyó con él. Pero quiso el amor fatal que los soldados del rey sitiaran a la pareja en el punto más alto de la isla. Dispuestos a no vivir el uno sin el otro, se mataron clavándose dos dardos de madera en el corazón.

Esta triste historia nos habla del amor imposible de una princesa de Agulo, El Lugar del Agua, con el príncipe de la Isla del Volcán, y por lo tanto del fuego. ¿Cómo iban a poder estar juntos el agua y el fuego?

Al menos, estos Romeo y Julieta canarios estuvieron juntos en la muerte. Y el elevado lugar que fue el marco de sus muertes recibió el nombre de los dos: la montaña de Garajonay. Que hoy podemos visitar en el maravilloso Parque Nacional de Garajonay.

Lógicamente, la base histórica de esta leyenda se pierde en el origen de los tiempos, y aunque historiadores, escritores y etnólogos la han investigado en profundidad, todavía no existe un consenso al respecto. De hecho, las versiones de los acontecimientos pueden variar bastante. La que se ha podido leer arriba es una de las más populares. Y en todo caso, ¡nosotros la hemos reinterpretado en clave gastronómica!

Les animamos a que pasen una inolvidable luna llena con nosotros.

 

Nueva reserva

Consultar reserva