El aloe vera del Valle de Hermigua

INICIO

El aloe vera del Valle de Hermigua

Asociar únicamente el cultivo del plátano a las Islas Canarias, es algo más que habitual, pero no es sólo esta fruta lo que se cultiva en nuestro archipiélago.
También existen plantaciones de aloe vera, que, por sus propiedades y su fácil adaptación al medio, ha dado lugar a que, en La Gomera y más concretamente en el Valle de Hermigua, se dediquen determinadas extensiones al cultivo de esta planta.

Hermigua es un conocido municipio del norte de La Gomera, en el cual se encuentra el legendario bosque de El Cedro, y la exuberante vegetación de sus montes va en total concordancia con el verdor de su valle, uno de los más fértiles de toda la isla colombina. Quizá por eso, aquí es donde podemos encontrar una de las mayores plantaciones de aloe vera del archipiélago.

Y es ahí, en Hermigua, donde se encuentra Finca Canarias, al noroeste de la isla. Una finca que cuenta con 8.000 plantas de aloe distribuidas en 10.000 m2. Esta finca, localizada junto al barranco de Monteforte, cuenta con un centro de visitantes abierto de lunes a sábado de 10 a 18 horas. En este centro se encargan de informar a quienes lo visitan, de las características y propiedades de la planta y su forma de cultivo ecológico en Canarias.

Además, muestran de forma práctica cómo se corta una hoja y cómo se extrae su pulpa. También dan a conocer todos los productos primarios y derivados que de ella se obtienen, y los ponen a disposición del visitante para que pueda probarlos.

Si quieres conocerlo todo sobre esta planta, no puedes perderte esta visita gratuita que dura unos 30 o 40 minutos. 

Como al centro acuden visitantes de varias nacionalidades, disponen de personal bilingüe (español, inglés, alemán, francés, italiano), que realiza visitas guiadas a la plantación.

 

El origen del Aloe Vera

Se cree que la planta de aloe vera es originaria de la antigua Arabia. El clima de algunas zonas de La Gomera, así como la humedad de las mismas, las convierte en el lugar perfecto para el cultivo de aloe vera.

La planta necesita tres años para alcanzar su madurez, y solamente cuando es adulta, es cuando sus hojas reúnen todas las propiedades que la convierten en un poderoso remedio natural para la salud.

El tipo de clima que tenemos en las islas, más la tipología del suelo, reúnen las condiciones perfectas para el cultivo del aloe en algunas zonas concretas. La calidad del aloe cultivado se debe también al suelo de carácter volcánico que le aporta nutrientes y minerales, lo cual es un valor añadido.

 

plantaciones aloe vera

Foto cedida por Finca Canarias

Las propiedades del aloe son muchas y sus beneficios prácticamente innumerables. Es perfecto para afecciones de la piel, como pequeñas quemaduras, o para tratar el acné.
También es usado como after shave para después del afeitado, ya que proporciona alivio y frescor a la piel, calmando las irritaciones, y por esto mismo, es muy frecuente su uso después de la depilación.

Muchas personas utilizan el aloe vera como antiarrugas por su alto contenido en proteínas, o para eliminar los signos de una piel cansada, como bolsas y ojeras. Es usado además en tratamientos para el cabello, para diferentes dolores, como remedio para las anginas… y así podríamos seguir con una larga lista de cosas.

Esta planta, que tiene tantas propiedades, no solo es beneficiosa para la piel, también lo es para el interior de nuestro organismo, y por tanto, aunque muchas personas lo desconocen, el aloe vera también se puede ingerir. Aunque para ello hay que llevar a cabo correctamente el proceso: primero se corta la hoja que se que debe lavar bien y se deja en agua alrededor de ocho horas para que esa especie de gelatina, llamada aloína, desaparezca, y a partir de ese momento ya podemos tomarla.

Aloe vera

Foto cedida por Finca Canarias

El aloe vera del valle de Hermigua es de gran calidad, y muchas personas que visitan Finca Canarias, aprovechan para llevarse a casa los diversos productos que con esta planta se elaboran, sobre todo de tipo cosmético.

Se podría decir que el aloe siempre ha estado presente en la isla, aunque cada vez son más las personas de fuera de ella que acuden con el propósito de conocer las plantaciones, ver de cerca cómo es su cultivo, aprender más sobre las numerosas propiedades de esta planta y llevarse a su casa un pedacito de la isla tan beneficioso para su salud y la de los suyos.

 

 

Nueva reserva

Consultar reserva