Si te gustan los rincones con encanto y disfrutar del mar en estado puro,no puedes dejar de visitar las piscinas naturales del Pescante de Hermigua. Un paisaje mágico, en el que cuatro hipnotizadores columnas emergen de las movidas aguas de la costa norteña, dotando a este enclave de un aire, misterioso, como surgido de la mitología griega.

Nueva reserva

Consultar reserva