Las Islas Canarias se formaron hace millones de años y, aún hoy, mantienen la antigua huella de su origen volcánico, que puede visitarse en cada una de las siete islas. Cráteres, cuevas y mares de lava que permanecen inalterables constituyen un paraíso único en medio del mar. Una de estas islas, La Gomera, ha creado un hábitat salvaje que corrobora la fuerza y belleza de la naturaleza de nuestro planeta con acantilados, playas y bosques de encanto inigualable.
Las mejores conversaciones a menudo se mantienen tras una agradable cena y acompañadas por un buen vino. El tema de conversación y la compañía la pones tú, pero nosotros podemos descubrirte una amplia variedad de vinos Denominación de Origen de La Gomera, como el Garajonay, el Montoro, el Viña Cheo Blanco o el Cinco Varas. Te contamos los secretos de sus sabores y sus aromas.
La Gomera te ofrece 90 kilómetros de costa salpicada de innumerables calas y playas escondidas entre espectaculares acantilados. Las hay para todos los gustos, urbanas, semiurbanas, aisladas y prácticamente vírgenes, de aguas tranquilas, con oleaje moderado, de arena negra volcánica, callaos o una combinación de arena y rocas.
La Gomera es pura naturaleza llena de contrastes, ideal para el viajero que desea sentir la naturaleza, pasear por sus senderos, conocer sus bosques, sus altos roques, recorrer sus profundos barrancos o admirar los domos volcánicos, las antiguas calderas petrificadas, fruto de la antigua actividad volcánica de la isla. La Gomera es una isla diferente que se aleja del concepto de turismo de masas. Te vienes?

Nueva reserva

Consultar reserva