La Gomera te ofrece 90 kilómetros de costa salpicada de innumerables calas y playas escondidas entre espectaculares acantilados. Las hay para todos los gustos, urbanas, semiurbanas, aisladas y prácticamente vírgenes, de aguas tranquilas, con oleaje moderado, de arena negra volcánica, callaos o una combinación de arena y rocas.
Si te gustan los rincones con encanto y disfrutar del mar en estado puro,no puedes dejar de visitar las piscinas naturales del Pescante de Hermigua. Un paisaje mágico, en el que cuatro hipnotizadores columnas emergen de las movidas aguas de la costa norteña, dotando a este enclave de un aire, misterioso, como surgido de la mitología griega.
El agua marina, especialmente la del Océano Atlántico, que rodea la isla de La Gomera, contiene 89 elementos presentes en nuestro organismo, además de vitaminas y microorganismo que liberan sustancias antimicrobianas y hormonales. La piel humana tiene la capacidad de absorber todas esas sustancias y beneficiarse de ellas.

Nueva reserva

Consultar reserva