Mirar el mundo desde arriba y sentirse grande desde esa perspectiva. Notar el poder que otorga ver la vida desde lo alto, allá bajo tus pies… son sensaciones que todos hemos sentido al llegar a lo alto de una montaña tras el esfuerzo de una larga caminata. Pero, ¿has probado a sentirlas desde los miradores de La Gomera?
La Gomera tiene una red de caminos de más de 600 kilómetros de senderos. Hay para todos los gustos, desde los itinerarios llanos hasta aquellos en los que predomina la pendiente y resultan un reto. De los senderos muy largos a los que pueden ser recorridos en poco tiempo, o desde aquellos que transcurren por completo a la sombra de la exuberante laurisilva a los que no pierden nunca la vista del océano.
La Gomera es una isla “mirador”, dotada de unos paisajes fascinantes quebrados por montañas y valles, que pasan del marrón volcánico al verde más exuberante. Bosques, volcanes, piscinas naturales, playas...una naturaleza llena de contrastes que se puede contemplar en todo su esplendor desde la red de miradores de la isla. Hoy te proponemos, un paseo por el noroeste de la isla, Vallehermoso, donde el cultivo de la viña tuvo gran importancia en su historia y ha definido su paisaje. Para obtener una visión vertical del paisaje puedes visitar el mirador del Almendrillo, situado a 500 metros por encima del casco urbano de Vallehermoso.

Nueva reserva

Consultar reserva