¡Unas vacaciones con mucho sabor!

INICIO

¡Unas vacaciones con mucho sabor!

Nuestro hotel ofrece experiencias que se saborean con el paladar, por eso hoy descubrirás un poco más sobre nuestra Eco Finca Tecina. Esta finca ecológica está basada en los principios de la permacultura, un sistema en el cual se combinan la vida de los seres humanos de una manera respetuosa y beneficiosa con la de las plantas y los animales.
Todos los martes a las 10:00 puedes visitarla y conocer de primera mano todos los secretos y trucos del cultivo ecológico.
El responsable de estas visitas es nuestro compañero Jürgen, un alemán afincado en La Gomera que conoce a la perfección cada detalle de la Eco Finca. ¡No te pierdas esta entrevista que le hemos realizado en la que nos cuenta todos sus secretos!

 

• La Eco Finca Tecina es un proyecto que tiene su base en la filosofía de la permacultura. ¿Qué es la permacultura?

Jürgen: La permacultura o cultura permanente es un concepto integrador del hábitat que reúne aspectos agrícolas, sociales, políticos y económicos, basados en los patrones y las características del ecosistema natural, y que combina la vida de los seres humanos con la de los animales y las plantas de una manera respetuosa y beneficiosa, para proveer las necesidades de todos de una forma adecuada. En la Eco Finca Tecina estamos comenzando este proceso, reconvirtiendo el sistema productivista de monocultivo de plátano a un sistema de policultivos biodiverso y sostenible, el cual mejora la fertilidad del suelo y el aprovechamiento de los recursos naturales, además de favorecer el desarrollo local mediante la creación de puestos de trabajo de calidad, donde todos somos parte del conjunto.

¿Qué tipo de productos agrícolas propicia el clima de la isla?
Jürgen: La singularidad de la isla de La Gomera propicia estratos bioclimáticos muy diferenciados, donde puedes encontrar zonas de elevada pluviometría y bajas temperaturas y otras, como la nuestra, donde apenas recibimos agua de lluvia y las oscilaciones térmicas son mínimas. De esta forma, siempre que asociemos un uso eficiente del agua a nuestros cultivos (desalación, depuración, acolchados del terreno, cubiertas vegetales, mínimo laboreo…etc.) podemos cultivar casi cualquier hortícola, con sus estacionalidades claro está, pero una gran gama de verduras y hortalizas. Los frutales de carácter tropical y de clima templado también se adaptan a nuestro entorno.

• Llama la atención la distribución de las hortalizas y plantas aromáticas en forma de Mandala. ¿En qué beneficia esa forma al cultivo? ¿Qué otras curiosidades nos podemos encontrar en la Eco Finca Tecina?
Jürgen: La distribución de los cultivos en forma de mandala nos permite aumentar la biodiversidad de cada parcela, generando con ello un sinfín de relaciones alelopáticas positivas entre las distintas familias de plantas que las hacen crecer de forma saludable. Además, dado que producimos para el autoconsumo, tratamos de cultivar lotes adaptados a dicho consumo. Por ejemplo, si produjéramos mucha cantidad de un solo cultivo generaríamos un excedente que habría que exportar.
En cuanto a otras curiosidades que podemos encontrar en la Eco Finca Tecina, encontramos el uso de potreros de ganado en las parcelas que han completado la rotación de cultivos. El aporte orgánico que realiza el ganado es fundamental para nuestro sistema. Cada parcela completa su rotación de cultivos en 3-4 años, momento en el que se introduce el ganado para descanso del terreno y aporte del estiércol tan necesario en un sistema dónde no hacemos uso de abonos químicos.

• No haces uso de herbicidas ni plaguicidas para no alterar la presencia de microorganismos, pero también para no ahuyentar a posibles depredadores. ¿No puede acabar siendo un riesgo para el sembrado?
Jürgen: Cuando consideras el sistema a medio y largo plazo, como un ecosistema natural, donde los distintos agentes actuarán equilibrando el hábitat, te das cuenta de que conforme va pasando el tiempo los resultados son más esclarecedores. Es decir, la riqueza del ecosistema se mide por la cantidad de vida que posee, ya sea vegetal o animal, y es esa biodiversidad la que hace posible la sostenibilidad a largo plazo ya que cada plaga tiene su depredador. Cuando simplificas el sistema con el uso de un cultivo determinado en detrimento del policultivo, estás dando pie a que insectos muy especializados colonicen dicho cultivo, arruinándolo por completo si no se interviene mediante la lucha química. En la Eco Finca Tecina apostamos por la asociación de cultivos precisamente para evitar que esos insectos “dañinos” tengan facilidad para colonizar el cultivo (alelopatías, barreras físicas, macerados vegetales y unas prácticas culturales adecuadas) y si lo hacen, sus depredadores naturales estén presentes para combatirlos. Y por encima de todo tratamos de cuidar el suelo, más que a las plantas, ya que un suelo rico y lleno de vida es el que garantiza el éxito del sistema.

¿Cuántas variedades de plantas se cultivan?
Jürgen: Más de 100 especies, entre hortícolas, frutales y plantas aromáticas.

¿Nos cuentas peculiaridades de ellas, alguna cosa curiosa?
Jürgen: Cada planta es un mundo. Algunas destacan por los propios valores culinarios que poseen, como las espinacas, la remolacha, el brócoli…etc.; otras por ser excelentes compañeras de otros cultivos como el Tanaceto, la Artemisa y demás aromáticas; muchas de ellas nos ayudan a fijar el Nitrógeno atmosférico como las Judías, las habas, las arvejas, la Moringa…etc.; otras son excelentes plantas melíferas como los frutales y las solanáceas… Todas aportan algo al conjunto.

• Y para terminar, por si algún lector tiene un huerto: ¿algún truco para un cultivo productivo?
Jürgen: Dependerá del uso del huerto. Si es para autoconsumo, y dependiendo del clima del lugar, yo le recomendaría que estableciera una rotación de cultivos en el mismo, y en la medida de lo posible que asociara distintas familias en los canteros. De esta forma no esquilmaría los nutrientes del suelo y favorecería la sostenibilidad a medio largo plazo del mismo. Que comience con un buen aporte de materia orgánica y con un cultivo exigente (solanáceas y cucurbitáceas); tras este que implante un cultivo medianamente exigente en nutrientes (crucíferas y compuestas); le seguirán plantas menos exigentes (liliáceas y umbelíferas); para completar la rotación que emplee plantas mejorantes (leguminosas y cereales), para incorporar al terreno como abono verde. Si además de esta rotación, divide el huerto en 4 parcelas, dedicando cada una de esas parcelas a uno de los grupos de plantas anotados, tendrá un huerto que apenas requerirá de insumos exteriores.


Después de saber todas estas curiosidades seguro que no puedes resistirte a visitar la Eco Finca del Hotel Jardín Tecina. ¡Visítanos, te estaremos esperando!

Nueva reserva

Consultar reserva