Vanilla

Vanilla planifolia, es una especie de orquídea de hábito trepador y de crecimiento rastrero que es originaria de México y Centroamérica. Se cultiva de México a Paraguay y en Madagascar. Es una planta con clorofila con la raíces al aire; semillas exteriores, sin alas, y las inflorescencias de flores con colores pálidos que nacen sucesivamente en racimos laterales.

Esta especie tiene una alta variabilidad y múltiples sinónimos y puede ser reconocida entre las vanillas, ya que tiene tallos gruesos y quebradizos; los labios claramente lobulados, más cortos o de la misma longitud que los sépalos, las hojas grandes y carnosas de amplia base, oblongas, con márgenes amarillentos y terminando puntiagudas, de hasta un 22 por 6.5 cm, y con grandes flores de color amarillo con sépalos de color verde que llegan a medir hasta 6,5 cm de largo con el extremo ligeramente apuntado.

Sus frutos son ampliamente utilizados en la producción de vainilla. Es una orquídea epifita de tamaño grande, trepadora con un tallo cilíndrico de color verde y carnoso, ramificado y llevando numerosas hojas, carnosas, elíptico- oblongas u ovado-elípticas, agudas a subacuminadas. Florece en una corta inflorescencia de 5 a 7 cm de largo, axilar, subsésil y racemosa, con hasta 20 flores ampliamente ovado-triangulares, con brácteas agudas. Las flores están llenas de aroma y son de corta vida. se abren sucesivamente durante todo el año, y las vainas se utilizan para producir la esencia de vainilla. Esta especie se encuentra a menudo en comunidad con las hormigas y pueden beneficiarse de su presencia.

Se encuentra en la Florida, las Antillas, América Central y el norte de América del Sur en los bosques tropicales húmedos en elevaciones bajas.