Uno de los rincones más importantes para nosotros en el Hotel Jardín Tecina es nuestra Eco Finca Tecina. Se trata de una finca ecológica basada en los principios de la permacultura, un diseño agrícola basado en los patrones y las características del ecosistema natural.

Es un rincón único, porque todo es sostenible. Las plantaciones están diseñadas para aprovechar al máximo los recursos naturales, no utilizamos maquinaria evitando así dañar el suelo y respetamos el crecimiento natural de las plantas utilizando materia orgánica para su abono.

Pero este lugar no solo es muy importante por la cantidad de cultivos y plantas que alberga, sino porque en él, conviven en perfecta armonía, diversos animalitos que han llegado a la Eco Finca desde diferentes lugares y cada uno con su historia particular.

¿Quieres conocer la historia de cada uno de ellos?

Todo comenzó en el año 2016 cuando llegaron los primeros visitantes del reino animal para formar una cama ganadera que a día de hoy es muy variada. Por medio de un particular, vecino de la isla, llegaron a nuestro huerto ecológico un gallo y tres gallinas de raza negra canaria. Estos fueron empleados para gestionar la fracción orgánica de los residuos de cocina de nuestro hotel.

Como sabes, en la agricultura ecológica no se emplean productos químicos y la nutrición del suelo y de las plantas debe ser orgánica, a través de compost o de estiércol animal. Por ello, reciclamos y compostamos los restos vegetales de las áreas verdes junto con la fracción orgánica de los residuos, por lo que la llegada de estos primeros animales fue muy útil para gestionar esta última parte.

En el mes de mayo de 2017 llegó la primera camada de pollitos, 2 machos y 4 hembras. Los dos machos se han convertido a día de hoy en los “jefes” del gallinero.

Allá para el mes de octubre de ese mismo año se realizó una batida por la zona de medianías y en ella se consiguieron recuperar tres ovejas de raza palmera. Una raza que actualmente está en peligro de extinción. Estas ovejas al estar en libertad se asilvestran con facilidad y pueden ocasionar un daño medioambiental importante. Curiosamente, una de estas tres ovejitas estaba preñada cuando se recuperó, y en ese mismo mes nació Eco, el primer corderito de Eco Finca Tecina.

El siguiente en llegar hasta nosotros fue Hugo, en abril de 2018. Un apacible burro que pertenecía a una familia que iba a mudarse, y al hacerlo, no podían seguir conservándolo. Nosotros decidimos acogerlo y hoy en día vive en perfecta armonía junto a las ovejas. Los burros, dado su carácter dócil y amigable, necesitan de la compañía de otros animales, ya que si se sienten solos pueden entristecerse o incluso llegar a enfermar. Hoy Hugo, convive con las ovejitas y gracias a ello se siente completamente feliz.

Después de Hugo, en mayo de ese mismo año, Eco Finca Tecina, adquirió 50 gallinas de raza Isa Brown. Gracias a ellas podemos continuar con la cadena de reciclaje.
En ese momento, se habilitó también el gallinero para el cultivo alterno de vegetales y de esta forma podemos dividir el estiércol en dos zonas diferenciadas consiguiendo así no saturar el nitrógeno del suelo.

Y como es natural, el ciclo de la vida nunca se detiene, así que en noviembre de 2018 Eco estrenó paternidad. En ese mes, nacieron dos corderitos, un macho y una hembra. Pero las cosas no resultaron fáciles, y uno de los corderitos, Ben, tuvo problemas en el parto. Esto generó que fuera rechazado por su madre. Por este motivo, un compañero de la Eco Finca, Pedro, se encargó durante semanas de su cría mediante biberón hasta el momento en que el animalito pudo valerse por sí mismo.

Hoy en día, Ben se pasea alegremente por toda la finca y muestra un carácter dócil y familiar con las personas.

Fue en enero de este año, 2019, cuando llegaron a nosotros Shawn, una oveja de raza canaria mezclada y su corderito Browni. Ambos pertenecían a un particular al que le resultaba imposible asumir más animales en su finca.

En este mismo mes, llegó hasta la Eco Finca, nuestro último ganado, la vaca Margarita y su ternerita de 4 meses Ferdinanda. Margarita es una vaca Frisona de primer parto y Ferdinanda es una mezcla de Frisona y Angus.

Ambos animalitos pertenecían a una explotación ganadera de La Gomera que por determinadas circunstancias iba a cerrar y, en consecuencia, todo el ganado tenía como destino el matadero. El estiércol de estos animales es de vital importancia para la gestión de nuestra Eco Finca Tecina, y decidimos adquirirlas evitando así el destino que a ambas les esperaba.

Hoy en día, conviven felizmente con el resto de los animales de la Eco Finca.

Si quieres visitar nuestra Eco Finca Tecina, puedes hacerlo cada martes de 10 a 13 horas en las visitas guiadas que organizamos en el hotel. Un paseo ameno en el que te mostraremos cómo cuidamos con mimo de cada una de nuestras plantas y donde los más pequeños podrán disfrutar conociendo de cerca a todos nuestros animalitos.