La isla de La Gomera es una de las más pequeñas del archipiélago canario, pero ello no impide que esté repleta de magníficas playas de aguas limpias y cristalinas en las que relajarse, darse un baño o simplemente pasear embriagándose de la belleza y la tranquilidad que todas ellas emanan.

La isla está repleta de bellos paisajes de norte a sur en los que sin duda querrás detenerte, por eso te va a resultar muy complicado si dispones de poco tiempo, elegir qué hacer en La Gomera o qué ver en La Gomera en un día. Por lo que siempre vamos a recomendarte que prepares tu viaje o tus vacaciones con calma, y con el tiempo suficiente para empaparte de nuestra isla de principio a fin.

La Gomera guarda rincones de espectacular belleza, y hablarte de todos ellos en unas pocas líneas no es posible, por eso hoy voy a detenerme solamente en una de sus playas, concretamente en la playa de la Caleta.

Esta playa se sitúa al norte de la isla, en el municipio de Hermigua, una localidad agrícola cuyos habitantes se dedican en su mayoría al cultivo del plátano y a la producción de vino.
La Caleta ha sido calificada como la mejor playa del norte de la isla y por ende, una de las más bellas.

Está presidida por un roque, y sus vistas al litoral y al Teide la convierten en un lugar privilegiado. Pasar un día en esta playa no sólo te regala unas maravillosas vistas, sino que te aportará esa paz interior que transmiten los espacios naturales tan bellos.

Tanto si buscas pasar un rato relajado, leer tu libro favorito en plena naturaleza, como si lo que quieres es caminar descalzo por su arena negra y piedra volcánica, la playa de la Caleta es el mejor sitio para desconectar. Un lugar completamente aislado de la civilización en el que solo escucharás el sonido del mar y el viento.

Sin embargo, a pesar de ser un sitio tan tranquilo, casi idílico, también es una playa perfecta si visitas las Islas Canarias con niños. El clima de La Gomera y en especial de La Caleta, la convierten en una cala ideal para los más pequeños, sus aguas, normalmente son bastante tranquilas, aunque siempre hay que tener cuidado con las corrientes marinas.

Playa La Caleta

El equipamiento con el que cuenta la playa de la Caleta la hacen ideal para disfrutar toda la familia con todas las comodidades, como un kiosko que se abastece con energía eólica y fotovoltaica. Y si lo que te apetece es disfrutar de la rica gastronomía canaria, puedes hacerlo en las mesas de madera que encontrarás a la sombra de una pérgola, donde pasar las mejores sobremesas y en la mejor compañía.

Otro de los atractivos que no puedes perderte si vienes a la playa de la Caleta, es la ermita de San Juan, a los pies de esta hermosa playa. En esta ermita se celebra cada año la fiesta en honor a San Juan Evangelista, en la que vecinos y visitantes se reúnen en la playa para venerar al santo, a ritmo de baile de tambor y chácaras.

Sin duda, visitar la playa de la Caleta es una opción buenísima si estás organizando tu viaje, y planeando qué hacer en la Gomera. Contemplar la imponente figura del Teide y sus casi cuatro mil metros de altura ante nuestros ojos, es una experiencia realmente inolvidable. Y si tienes suerte y la bruma o la niebla no lo impiden, podrás divisar también todo el perfil de la isla de Tenerife. Los 40 kilómetros de distancia que separan la Gomera y Tenerife nunca te parecerán tan alcanzables.